Demo

blog-masaje-estetica-madrid

soluciones a la mala salud

Vivimos en el siglo XXI. En estos tiempos se supone que la humanidad ha hecho muchos avances en el campo de la salud que nuestros antepasados no podían si quiera imaginar, la esperanza de vida es muy alta (por lo menos en los países industrializados), muchas enfermedades que antes eran mortales ahora están muy controladas.

Causas de la mala salud

¿Realmente estamos ganando la batalla contra las enfermedades?

La tecnología brinda un gran servicio en el diagnóstico de enfermedades, pero sin embargo... cada vez hay más y más enfermedades nuevas, algunas que se creían erradicadas rebrotan con mayor virulencia, vivimos más años pero enganchados a medicamentos desde una edad muy temprana y el consumo de los mismos se ha disparado hasta unas cifras increíblemente grandes.

En el campo de las terapias naturales no creemos que exista tal batalla. En terapias naturales nunca hablamos de enfermedades, hablamos de enfermos. La salud es algo muy complejo como para pretender que una simple pastilla va a solucionar todos nuestros problemas. La salud requiere de muchos factores para que esté presente, el más importante es la implicación de uno mismo con ella. Los médicos antiguos lo sabían muy bien. Miremos este gran consejo escrito hace más de 4000 años en el Canon de Medicina del Emperador Amarillo al que ya nos referimos en otra entrada:

mala salud“He oído que en los tiempos antiguos todas las personas podían alcanzar la edad de 100 años, eran saludables y activos en su vejez; pero actualmente las personas están agotadas con 50. ¿Es debido a las anormalidades por la edad?, o ¿al descuido de las personas?
Qí Bó contestó: En los tiempos antiguos vivían […] moderando su comida y su bebida, y protegiendo sus articulaciones, sus actividades diarias eran regulares, no eran ni impropias ni excesivamente fatigosas. De esta manera, eran capaces de mantener tanto su estructura física como su espíritu en armonía y podían prolongar su vida a 100 años. En la actualidad las personas no son así, ingieren bebidas alcohólicas sin moderación, se mantienen ociosos de ordinario, se emborrachan y se entregan al sexo, y sus deseos agotan su esencia vital, consumen y disipan la energía genuina, no saben administrar la integridad de su existencia y resguardar su espíritu sino que se dedican a apresurar su corazón; contrarios a la existencia jubilosa, en sus actividades diarias dañan sus articulaciones; debido a todo ello, están debilitados con 50 años.”

Bueno, no parece muy diferente de lo que tenemos hoy en día, pese a todos los avances científicos, en lo esencial, no hemos cambiado nada. Alguien me podrá decir que la esperanza de vida hoy es muy alta, pero en el texto no se indica que la gente muera joven sino que debido a una vida desordenada en exceso vivimos una vida con peor calidad y presa de todo tipo de enfermedades. La solución es tan fácil como llevar una vida equilibrada alejada de todo exceso y evitar todas aquellas cosas que lejos de beneficiarnos nos debilitan atacando nuestra salud. Desde las terapias naturales no pensamos que la enfermedad sea algo que esté fuera del cuerpo esperando para hacernos daño, sino que somos nosotros mismos los que con conductas irresponsables generamos la enfermedad desde dentro de nuestro organismo.


Depende de nosotros hacernos responsables de nuestra salud tanto física como menta,l ya que cualquier acción que realicemos tendrá consecuencias que afectarán a todo lo que nos rodea. Si no cuidamos nuestro cuerpo y mente con respeto y responsabilidad difícilmente trataremos con respeto a los demás o a nuestro entorno. Cuidar la salud de una manera natural y preventiva es, también, una responsabilidad moral y ética con la sociedad y con el planeta. Las consecuencias de llevar una vida irresponsable a nivel individual las estamos viendo por todos lados: aumento de la contaminación, de los desechos, de las enfermedades, de las desigualdades sociales... si queremos que las cosas cambien a mejor, primero tenemos que empezar por nosotros mismos.

Puedes visitar nuestra web para ver las terapias naturales.

 

Utilizamos cookies DE TERCEROS para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para el uso de cookies. Para saber más acerca de las cookies o como borrarlas visita nuestra Política de Cookies.

Pulsando el botón confirmo que acepto las cookies de este sitio