Demo

blog-masaje-estetica-madrid

Muy a menudo mis pacientes me realizan esta pregunta durante la sesión de Osteopatía, o al acabar la misma. Y la respuesta no siempre es fácil. Actualmente, la oferta que hay en el mercado es más grande de lo que ha sido nunca, tenemos infinidad de deportes a nuestro alcance, desde los clásicos a los de última aparición, los que se practican en grupo o los individuales, en gimnasio o al aire libre. ¿Cuál elegir? No todos los deportes son beneficiosos para nosotros, incluso algunos, aparentemente saludables, pueden resultar perjudiciales.

OSTEOPATÍA Y DEPORTE

“¿Qué deporte debería practicar?”

Actualmente, la oferta que hay en el mercado es más grande de lo que ha sido nunca, tenemos infinidad de deportes a nuestro alcance, desde los clásicos a los de última aparición, los que se practican en grupo o los individuales, en gimnasio o al aire libre. ¿Cuál elegir? No todos los deportes son beneficiosos para nosotros, incluso algunos, aparentemente saludables, pueden resultar perjudiciales. ¿De qué depende? Como siempre de múltiples factores, unos tienen que ver con el deporte que practicamos y otros con nosotros.

osteopatía y deporteAntes de dar una respuesta indago en los gustos de la persona (siempre va a resultar más beneficiosa una práctica que nos divierta a una que nos haga sufrir por muy buena que sea), luego hago una valoración de su estado físico teniendo en cuenta su actividad laboral, a la que dedica la mayor parte de sus energías y esfuerzos y por último un estudio de sus características físicas para valorar el deporte que mejor se adapte a su cuerpo. Después de hacer este análisis observo una serie de puntos que nos van a conducir a la elección adecuada en cada caso.

El punto al que doy mayor importancia a la hora de elegir deporte es que rompa con la rutina diaria y que actúe como contrapeso de nuestro trabajo, es decir, si paso muchas horas sentado me decantaré por una actividad que requiera mucho movimiento, si me muevo mucho, lo contrario, siguiendo la teoría de la Medicina Tradicional China del Yin-Yang.


Otro punto a tener en cuenta es la intensidad, aunque pasemos muchas horas sentado, si nuestro trabajo requiere mucha tensión, habrá que buscar algo que nos relaje, no algo que requiera un gran esfuerzo por nuestra parte. No debemos olvidar que el deporte tiene que servir para que estemos en forma, no para que agotemos nuestras energías.


Otro punto importante es la duración, ésta nunca debe exceder de un determinado tiempo, dependiendo del objetivo a alcanzar, ya que puede conducirnos a la fatiga y a la aparición de lesiones.

Por último hay que establecer la mejor hora para la práctica deportiva, dejando los ejercicios de mayor intensidad y desgaste para las primeras horas de la mañana y los de mayor relajación para la tarde-noche, siempre tratando de ajustarse al horario laboral de cada persona.


Es importante tener en cuenta estos puntos para evitar efectos contraproducentes de la práctica deportiva como la fatiga y las lesiones que pueden afectar a nuestra vida diaria derivados de una práctica inadecuada o de una actividad que no se adapte a nuestras características, por muy buena y saludable que ésta sea. Recordad, MENS SANA IN CORPORE SANO.

Si te ha parecido útil esta entrada, puedes compartirla en tus redes sociales.

Utilizamos cookies DE TERCEROS para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para el uso de cookies. Para saber más acerca de las cookies o como borrarlas visita nuestra Política de Cookies.

Pulsando el botón confirmo que acepto las cookies de este sitio