Demo

blog-masaje-estetica-madrid

Dolores de espalda

Todos, o casi todos, nos hemos llevado las manos a la zona lumbar (o “riñones”) alguna vez, y hemos tenido la sensación de que somos incapaces de permanecer erguidos, de que tenemos dificultades para movernos e incluso de que estar sentados con la espalda recta es una tortura.

Dolor de espalda

En esos momentos buscamos tumbarnos o recostarnos en cualquier sitio y quedarnos quietos, a veces incluso echamos mano de algún analgésico o antiinflamatorio con la esperanza de que esa molestia desaparezca por completo y no vuelva más. 

Pero no es así, lo único que hemos conseguido que desaparezcan son los síntomas, hemos matado al mensajero, hemos ganado tiempo. Agobiados por el dolor, nos hemos olvidado de buscar las causas, el origen de la situación.

El osteópata busca las causas y no se centra en los síntomas.

Sólo a través de atajar el problema de raíz podremos librarnos de él. No se trata de matar al mensajero ya que este nos indica dónde tenemos que empezar a buscar. Mi experiencia como osteópata me dice que en el caso del dolor lumbar debemos empezar a buscar en la zona abdominal, en cualquier problema que pueda haber en las vísceras del abdomen, ya sea estreñimiento, colon irritable, problemas gástricos, hepáticos, renales,etc...

Nuestro sistema músculo-esquelético se encuentra al servicio de los órganos, así que cualquier alteración de los que se encuentran en el abdomen va a provocar que las lumbares se adapten a la nueva situación. Las vísceras transmiten la tensión a la zona lumbar y de ésta se dirige al resto del cuerpo. A veces también es posible que el origen del dolor lumbar se encuentre en el cráneo, en la mandíbula e incluso en la vista, también, cómo no, se puede deber a problemas en la cadera o en las piernas, contracturas, esguinces, etc... Por eso en una sesión de Osteopatía vamos a tratar todo el cuerpo y no sólo la zona afectada por el dolor. Buscamos el equilibrio del conjunto del organismo ya que “si algo funciona mal, todo funciona mal” no dejes que el dolor de espalda acabe con tigo.

Utilizamos cookies DE TERCEROS para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para el uso de cookies. Para saber más acerca de las cookies o como borrarlas visita nuestra Política de Cookies.

Pulsando el botón confirmo que acepto las cookies de este sitio